viernes, 20 de noviembre de 2020

 

 El esquema Cielo se utilizó hasta bien entrado el siglo XXI, por lo que puede llamar a confusión alguún modelo muy viejo como el 80L. La diferencia fue que incluso durante la década del setenta la numeración bajo la cabina correspondía al numero de escuadrón, el cual también se distinguía por coloridas bandas en el timón de dirección. El último de estos aparatos en ser desactivado fue el 75CV en 1989, apenas un año después de que el 107A fuese retirado completamente de srvicio.

 

 Si bien con las alas limpias en la mayoría de los perfiles, se puede considerar a este grupo de aviones como ejemplares dignos de ataque a suelo. El 506RN con su característico pico de yacaré y un cañon anticarro de 37mm con telemetría laser en el vientre es el resultado de la variante de caza del L506A. Lo mismo ocurre con el VA 522J, más ligero y maniobrable, aunque con menor caraga de combustible y armamento. El entrenador avanzado Weif 2-11 frecuentemente a intervenido en misiones de apoyo a brigadas mecanizadas del ejército combinando gran versatilidad en combate y espacios reducidos donde alojar sus aeródromos. A diferencia de este modelo, el VA 520R es un caza medio de gran velocidad que requiere pistas largas para su operativa. Una vez desactivado como caza se le asignó el cometido de ataque a suelo con un poder de fuego devastador, aunque con cierta inestabilidad a baja cota.

domingo, 15 de noviembre de 2020

 

 Las operaciones de ataque sobre la gran franja de Sholst obligó a los bandos en disputa mucha audacia y recursos abundantes para mejorar aparatos y proyectar nuevos. Estos cuatro aviones fueron bombarderos tácticos de gran importancia, y en el caso del 278D, un potente caza. Para 1945 solo el Nak continuaba en servicio activo, mientras los demás aparatos habían sido relegados a segunda línea de combate.